psicoweb Psico-web.com
  Inicio
  Educación
  Filosofía
  Psicología
  Salud
  Sexología
  Sociología
  Otros escritos
  Contáctenos
 

 

 Próstata: Función y características - Examen prostático

La próstata es una glándula masculina que se encuentra debajo de la vejiga. Produce parte de los líquidos que conforman el semen, dándole su color blanquecino.

La uretra, por donde se expulsan el semen y la orina, pasa por la próstata, y cualquier enfermedad que afecte a esta última, también puede afectar a la uretra.

La próstata es el famoso punto G masculino. Se suele estimular por vía anal, por tacto o penetración.

Examen de la próstata

Con el paso de los años, la próstata aumenta de tamaño, razón por la cual el hombre suele orinar con mayor frecuencia. A este problema de próstata agrandada se lo conoce como hipertrofia prostática benigna y, aunque molesto, no es peligroso.

Sin embargo, un porcentaje considerable de hombres tienen tendencia a enfermar de cáncer de próstata, lo cual representa un riesgo para la vida. Este cáncer es fácil de tratar si se detecta a tiempo. A través de un examen físico, los médicos pueden detectar la presencia de tumores cancerosos.

 

 

Durante la prueba el hombre debe recostarse en una camilla o reclinarse y permitir que el médico le introduzca un dedo en el recto para palpar la glándula prostática. Muchos varones tienen miedo a esta prueba e incluso les produce vergüenza o asco. No hay nada de qué preocuparse: si bien pueden sentir alguna incomodidad, no suele ser doloroso.

El médico puede también indicarle un análisis de sangre complementario. En algunos casos, este examen reduce las posibilidades de tener que pasar por el examen físico. No obstante, los chequeos periódicos de la próstata son imprescindibles, sobre todo después de los 50 años.
No los posponga.

 

Tratamiento de la próstata

Existen varios tratamientos para las enfermedades de la próstata. Algunos de ellos conllevan efectos secundarios que impiden el desempeño sexual normal. Por ejemplo, ciertas medicaciones para tratar el agrandamiento o el cáncer de próstata pueden disminuir el deseo sexual. La extirpación parcial o total de la próstata también puede acarrear efectos secundarios.

La cirugía más común para la hiperplasia benigna de la próstata (el agrandamiento de este órgano) es la resección transuretral de próstata. Aproximadamente entre el 5 y el 10% de los hombres que se someten a esta operación sufren de disfunción eréctil post-quirúrgica (imposibilidad de lograr la erección), y entre el 80 y el 100% presenta eyaculación retrógrada (durante la eyaculación el semen viaja en dirección a la vejiga en lugar de salir al exterior). Este trastorno no le impide al hombre llegar al orgasmo, por lo que a algunos no les molesta en lo absoluto. Otros, sin embargo, aseguran que las relaciones sexuales son menos placenteras debido a la falta del fluido. La eyaculación retrógrada es un verdadero problema si la pareja está buscando un hijo. En estos casos se debe recurrir a la inseminación artificial.

Debido a que los tratamientos para los trastornos de la próstata, y en especial la cirugía, pueden provocar disfunción eréctil, muchos hombres evitan ir al médico aun cuando sospechan que algo anda mal. Por supuesto, si fuera cáncer, la enfermedad empeora. No demore la consulta. Puede salvarle la vida.

Considere que, afortundamente, gracias a medicamentos para la disfunción eréctil, por ejemplo el famoso Viagra, los varones con problemas prostáticos tienen la posibilidad de volver a lograr buenas erecciones, incluso si se operan.

 


Palabras claves:
próstata, función, cáncer, examen, tratamiento

 
Copyright ® 2007-2013 - Psico-web.com - Argentina