psicoweb Psico-web.com
  Inicio
  Educación
  Filosofía
  Psicología
  Salud
  Sexología
  Sociología
  Otros escritos
  Contáctenos

 

 Psicopatología - Trastorno de la Personalidad por Dependencia - Página 1 de 2

 

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD POR DEPENDENCIA

¿Qué es trastorno de la personalidad por dependencia?

Criterios para el diagnóstico de F60.7
TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD POR DEPENDENCIA [301.6]

Una necesidad general y excesiva de que se ocupen de uno, que ocasiona un comportamiento de sumisión y adhesión y temores de separación, que empieza al inicio de la edad adulta y se da en varios contextos, como lo indican cinco (o más) de los siguientes ítems (reordenados de acuerdo a Millon):

 

Interpersonal:

1.
Dificultades para tomar las decisiones cotidianas si no cuenta con un excesivo aconsejamiento y reafirmación por parte de los demás
2.
Necesidad de que otros asuman la responsabilidad en las principales parcelas de su vida
3.
Dificultades para expresar el desacuerdo con los demás debido al temor a la pérdida de apoyo o aprobación. Nota: No se incluyen los temores o la retribución realistas
4.
Va demasiado lejos llevado por su deseo de lograr protección y apoyo de los demás, hasta el punto de presentarse voluntario para realizar tareas desagradables
5.
Búsqueda urgente de relaciones para sustituir la que ya ha terminado, para que le proporcionen el cuidado y el apoyo que necesita





Autoimagen:

6.
Dificultades para iniciar proyectos o para hacer las cosas a su manera (debido a la falta de confianza en su propio juicio o en sus capacidades más que a una falta de motivación o de energía)
7.
Incomodidad o desamparo cuando está solo debido a sus temores exagerados a ser incapaz de cuidar de sí mismo

Cognitivo:

8.
Preocupación no realista por el miedo a que le abandonen y tenga que cuidar de sí mismo

Se incluye dentro de los estilos de personalidad con problemas interpersonales, junto al trastorno histriónico, narcisista y antisocial. Estos cuatro estilos se unen en una misma categoría por su orientación fuertemente polarizada en una u otra dirección: sí mismo - otro. Hacia el sí mismo: narcisista y antisocial. Hacia el otro: dependiente e histriónico.

Según Beck (1990), la dependencia puede conceptualizarse a partir de dos elementos esenciales:

  1. estos individuos se ven a sí mismos como inadecuados e indefensos, incapaces de enfrentarse a un mundo frío, solitario, incluso peligroso
  2. la solución al dilema de ser inadecuado en un mundo aterrador es encontrar a alguien capaz de afrontar la vida, que les proteja y cuide. Es mejor abandonar sus responsabilidades y subordinar sus necesidades y deseos a cambio de que alguien les cuide.

En término de jerarquía de creencias, la principal posible es “Estoy completamente indefenso” o “Estoy completamente solo”. Sus creencias condicionales son “Sólo puedo conducirme bien si tengo acceso a alguien competente”.

Características clínicas del prototipo dependiente (E) = estructural; (F) = funcional

Nivel comportamental

  • Expresivamente incompetente. Evita las responsabilidades adultas, buscando ayuda y guía en los demás; es dócil y pasivo, carece de competencias funcionales y evita la autoafirmación. (F)
  • Interpersonalmente sumiso. Necesita excesivamente seguridad, consejo, aprobación social y afecto. Se subordina a una figura más fuerte que le proporcione cuidado, sin la cual se siente solo e indefenso; es cumplidor, conciliador y tranquilizador, y teme tener que ocuparse de sí mismo. Incluso se muestra inseguro. Su centro de gravedad (su polaridad) son los otros. (F)

Nivel fenomenológico

  • Cognitivamente ingenuo. Rara vez está en desacuerdo con los demás y se le convence con facilidad, es confiado y crédulo (o sea, es un boludo/a); tiene una actitud muy ingenua hacia las dificultades interpersonales, ignorando los problemas objetivos y las situaciones perturbadoras. (F)
  • Autoimagen inepta. Se ve a sí mismo débil, frágil e inadecuado; le falta autoconfianza y menosprecia sus actitudes y competencias, por lo que no es capaz de hacer las cosas por sí mismo. Incapaz de considerarse a sí mismos como fuente de bienestar y satisfacción. No es asertivo. Este patrón de autodesprecio sirve para conseguir elogios y consideración. Se han aprendido bien el papel de “seres inferiores” y son capaces de proporcionar a sus “superiores” la sensación de utilidad y fortaleza. Niegan su individualidad. Se adhieren a otros. (E)
  • Representaciones objetales inmaduras. Las representaciones internalizadas están compuestas por impresiones infantiles de los demás, ideas muy poco sofisticadas, recolecciones incompletas, impulsos muy rudimentarios e infantiles, así como competencias mínimas para manejar y resolver las situaciones estresantes. Fijación en el pasado: clara prominencia de las impresiones de las épocas más tempranas. (E)

Nivel intrapsíquico

  • Mecanismos de defensa: introyección y negación. Es devoto de los demás para fortalecer la creencia de que existe una unión inseparable con ellos; subordina las ideas de independencia en favor de las de los otros para evitar conflictos y amenazas a su relación. Puede encubrir (negar) persistentemente las situaciones difíciles por las que pasan. (F)
  • Organización rudimentaria. Debido a que confía a los demás la responsabilidad de satisfacer sus necesidades y la asunción de las actividades adultas, existen una estructura morfológica deficiente y una falta de diversidad en los controles internos, que provocan una mezcal de habilidades adaptativas relativamente subdesarrolladas e indiferenciadas, así como un sistema muy elemental para conducirse independientemente. (E)

Nivel biofísico

  • Expresión afectiva pacífica. Es cálido, tierno y no competitivo; evita tímidamente la tensión social y los conflictos interpersonales. Es dócil y halagador. Puede haber cierto tono depresivo en su estado de ánimo. (F)

En situaciones de rechazo y abandono, es probable que busquen consejo o terapia.




continúa [siguiente]

Ir a página 1 - 2
 
 


Palabras claves: trastorno de la personalidad por dependencia, dependiente, diagnóstico, DSM

 

Copyright ® 2007-2013 - Psico-web.com - Argentina