psicoweb Psico-web.com
  Inicio
  Educación
  Filosofía
  Psicología
  Salud
  Sexología
  Sociología
  Otros escritos
  Contáctenos

 

 Psicopatología - Psicopatía - Trastorno antisocial de la personalidad? - Página 2


Psicopatía, violencia y criminalidad

Ir a página 1 - [Anterior]

La violencia suele ser un síntoma claro de psicopatía. Por lo tanto, es probable -si bien no certero- que un psicópata se comporte violentamente.

La criminalidad constituye una variable conductual: quien viola la ley se comporta de manera criminal. En este sentido, no hay una relación necesaria o exclusiva entre criminalidad y cualquier patrón de personalidad particular. Por lo tanto, la evaluación de la personalidad no puede ser utilizada para identificar si alguien es o no un criminal. Vale decir, que un individuo sea, por ejemplo, psicópata, paranoico o esquizoide no significa que con seguridad haya cometido o cometerá actos criminales.

Aún así, cabe acalarar que si bien psicopatía no es sinónimo de criminalidad, padecer este desorden aumenta las probabilidades de transgresión de reglas y leyes sociales. De hecho, en un estudio realizado con población reclusa, Hare (1999) halló que el 25% eran delincuentes psicópatas, y que estos tenían más probabilidades de reincidir que otros reclusos no psicopáticos. Estos resultados se comprenden si se considera que los principales inhibidores de la violencia y la conducta antisocial (empatía, vínculos emocionales, miedo al castigo, sentimientos de culpa, entre otros) son inexistentes o muy deficitarios en los individuos psicópatas.

La psicopatía suele ser, además, un indicador general de probabilidad de reincidencia sexual violenta. En otras palabras, aquellos individuos que hayan cometido un crimen sexual violento, si además de delincuentes sexuales son psicópatas, tienen mayor probabilidad de volver a comenterlo (Hare, 1999).


 

 


¿Cómo se diagnostica la Psicopatía?

Actualmente, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM IV) incluye la psicopatía dentro del "TRASTORNO ANTISOCIAL DE LA PERSONALIDAD". Para su diagnóstico, se deben cumplir los siguientes criterios:
Psicopata

A.
Un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás que se presenta desde los 15 años, como lo indican 3 (o más) de los siguientes ítems:

(1)
fracaso para adaptarse a las normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal, p. ej. perpetrar repetidamente actos que son motivo de detención
(2)
deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros para obtener un beneficio personal o por placer
(3)
impulsividad o incapacidad para planificar el futuro
(4)
irritabilidad y agresividad, indicados por peleas físicas repetidas o agresiones
(5)
despreocupación imprudente por su seguridad o la de los demás
(6)
irresponsabilidad persistente, indicada por la incapacidad de mantener un trabajo con constancia o de hacerse cargo de obligaciones económicas
(7)
falta de remordimientos, como lo indica la indiferencia o la justificación del haber dañado, maltratado o robado a otros.

B. El sujeto tiene al menos 18 años.

C. Existen pruebas de un trastorno disocial que comienza antes de la edad de 15 años.

D. El comportamiento antisocial no aparece exclusivamente en el transcurso de una esquizofrenia o un episodio maníaco.



 

Psicopatía y Trastorno antisocial de la personalidad: ¿Cuál es la diferencia?

El superyó es una de las instancias de la personalidad, descrita por Sigmund Freud en su segunda teoría del aparato psíquico: su función es comparable a la de un juez o censor con respecto al yo. Freud considera la conciencia moral, la autoobservación, la formación de ideales, como funciones del superyó. Desde la teoría psicodinámica, los defectos del psicópata son considerados daños en el funcionamiento del superyó: defectos superyoicos en la conciencia, la moralidad y la vinculación interpersonal.

Si bien no es una característica nuclear de la psicopatía, puede haber también daño yoico (dificultades para planificar, para aprender de los errores, juicio y prueba de realidad pobres, impulsividad, incapacidad para manejar situaciones complejas). Es decir, hay una dimensión de daños yoicos a lo largo de los cuales los psicópatas varían, y a mayor daño del yo, mayor probabilidad de mostrar desajustes sociales y de cometer actos criminales.

Por otro lado, el trastorno antisocial de la personalidad es una condición está definida por los criterios del DSM-IV, de los cuales sólo 2 se relacionan con defectos del superyó que constituyen el núcleo de la personalidad psicopática: ellos son (a) deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros para obtener un beneficio personal o por placer; y (b) carecer de remordimientos por malos actos cometidos previamente. Otros criterios se relacionan con funciones yoicas que pueden o no estar dañadas en individuos psicopáticos.

Entonces, de acuerdo con Weiner (1992), si un individuo solamente cumple los criterios del DSM IV para Trastorno antisocial de la personalidad, exceptuando los referidos a defectos superyoicos, estaremos en presencia de un individuo con trastorno antisocial. Si además cumple los dos criterios del DSM IV referidos al déficit superyoico, será diagnosticado como un antisocial psicópata.

 

Tratamiento de la Psicopatía: ¿Se cura un psicópata?

La psicopatía es un trastorno de la personalidad, de base, por lo cual es crónico (incurable). Para tratarlo, se requiere un enfoque interdisciplinario: un psiquiatra, un neurólogo, un psicólogo.

Algunos clínicos utilizan fármacos antipsicóticos para controlar la impulsividad, entre otras drogas. Si bien aún no se han descubierto programas eficaces para su resocialización, resultando las psicoterapias muy poco exitosas con estos pacientes, esto no significa que sus actitudes y comportamientos sean inalterables. El terapeuta debe trabajar, en primer lugar, su falta de conciencia de enfermedad, su falta de empatía, su impulsividad y su insensibilidad. Esto puede resultar una ardua tarea, pero debe continuarse la búsqueda de técnicas clínicas efectivas para estos sujetos.


Ir a página 1 - [Anterior]


Palabras claves: psicopatía, psicópata, trastorno de la personalidad antisocial, violencia.


Referencias

A.P.A. Diagnostical and Statistical Manual for Mental Disorders IV.

Millon, T. (1998). Trastornos de la personalidad. Más allá del DSM-IV. Barcelona: Masso.

Weiner, I. (1992). Problemas conceptuales en la evolución de la criminalidad y la personalidad antisocial con el Rorschach. Revista de la Sociedad Española del Rorschach Métodos Proyectivos, 5.

 

Copyright ® 2007-2013 - Psico-web.com - Argentina