psicoweb Psico-web.com
  Inicio
  Educación
  Filosofía
  Psicología
  Salud
  Sexología
  Sociología
  Otros escritos
  Contáctenos

 

 

 Ciencia y Psicoanálisis - Página 3 de 3


 
CIENCIA Y PSICOANALISIS


 

 

El discurso de la ciencia necesariamente tiene que rechazar la dimensión inconciente, porque si no su estructura no cierra. La ciencia se presenta como un discurso sin sujeto. Aparece así la fórmula como puro enunciado.

En esta línea, Morel sostiene que la ciencia se ocupa de hallar saber en lo real, y luego de operar con ese saber sobre lo real. Lo real “obedece” a una fórmula matemática, pero esto es así hasta cierto punto, manifestándose así una frontera entre el saber y lo real. La ciencia intenta suprimir esta frontera y hacer coincidir todo lo real con el saber. Lo real puede definirse en negativo respecto del saber: es aquello que es imposible saber, que es imposible subsumir en leyes matemáticas deterministas (lo real como imposible). A esa frontera abierta, móvil y real, entre el saber y lo real, Lacan la llama el sujeto de la ciencia. Y la ciencia se define, según Lacan, por la no salida (por el fracaso) en el esfuerzo para suturar ese sujeto.

En la ciencia el sujeto está pero está forcluido. En español forclusión se traduce como preclusión: dentro del Derecho Procesal, se asocia a una acción que luego de determinado momento ya no se puede realizar por determinados motivos. Lacan retoma el concepto como rechazo, repudio, y dirá que todo lo que queda forcluido, rechazado en lo simbólico, retorna en lo real. Lo asociará a la psicosis diciendo que en la misma se trata de la forclusión del significante nombre-del-padre.

Ya el mismo Descartes en su cogito operaba una forclusión. En el primer tiempo, en el “Pienso”, se puede ubicar una enunciación, la emergencia de sujeto, pero en el segundo tiempo, al agregarle “luego soy”, ya aquí forcluye al sujeto, el cual retornará en la ciencia en las cuestiones no resueltas, en las cuestiones paradójicas.

La ciencia, por lo tanto, es con sujeto, pero con sujeto forcluido. El sujeto se asocia íntimamente a la falta, y la ciencia por estructura repudia esta falta, ya que así puede progresar. Y lo paradójico es que en general los descubrimientos ocurren por errores, donde se puede ver algo del orden del sujeto.



Por tanto, preguntarse “¿Qué sería una ciencia que incluyera al PSA?” es en sí contradictorio, porque la ciencia se constituye como tal forcluyendo al sujeto.

Psicoanálisis y Estructuralismo. En relación a la relación entre el psicoanálisis y el estructuralismo, este último se plantea como nueva figura de ciencia del siglo XX para las ciencias humanas, apoyándose en las matemáticas no como medida, sino como literalidad (lo que Milner llama la disolución no cuantitativa de lo cualitativo). ¿Puede entonces el psicoanálisis ser estructuralista? No, porque el estructuralismo como ciencia forcluye al sujeto, y el psicoanálisis como praxis trata con las cuestiones asociadas a este sujeto del inconciente.

Milner plantea una cuestión muy útil e interesante: la hipótesis hiperestructural. La misma dirá que la estructura implica la posibilidad de que allí emerja el sujeto. Por ende, si el sujeto puede insertarse en la estructura, significa que está por fuera de la misma, por lo tanto ésta no es completa, hay algo que falta. Hay sujeto porque hay falta. Podemos entonces decir que Lacan es estructuralista hasta la hipótesis hiperestructural, hasta la posibilidad que él propone de que en la estructura puede emerger el sujeto. A partir de allí el planteo lacaniano se separa de la corriente estructural. Vemos así cómo la cuestión del sujeto es esencial para diferencial a la teorización lacaniana del estructuralismo como figura de ciencia.

Conclusión

En la ciencia, la homologación de la biología con lo humano es el principio que rige las formaciones de la ciencia. Realización de un principio ético que iguala lo humano a lo biológico, a la naturaleza. Cuando la ciencia osa hablar de sujeto, lo sostiene como principio de facticidad absoluta, igualándolo al hombre, al cuerpo.

En cambio, el descubrimiento freudiano, el inconsciente, encuentra otra forma de definir el ser y el saber del sujeto, e introduce un principio ético diferente, que soporta otra concepción del saber, admitiendo la diferencia absoluta de los hombres. Este dispositivo interroga el hablar del sujeto con la pregunta ¿qué se dice cuando se habla?, implementando un saber articulado con la palabra, introduciendo una verdad a medias. El psicoanálisis, entonces, define al sujeto desde su decir, privilegiando otra forma de abordaje de la realidad que la de los objetos fácticos. Es otra verdad y otro saber que intenta delimitar. Es un ejercicio ético distinto.

La ciencia se desplaza a sostener un criterio de verdad moral, serie de reglas y normas de una totalidad biológica, punto radicalmente diferente de la ética del psicoanálisis. Como se dijo antes, un saber separado del sujeto es el fundamento del saber científico. En contraposición, el psicoanálisis es el reconocimiento del inconciente, que da otro lugar y otro tratamiento a la subjetividad, vía por la cual se pueden determinar las relaciones del sujeto con la realidad. La experiencia analítica introduce la fórmula de tratar al sujeto, de interrogar su sufrimiento, desde su discurso, que establece su realidad, desde un imposible, desde la pérdida de una realidad universalizante, ejercicio ético, diferente del saber científicio orientado por el discurso médico normativo, moral. La ética del psicoanálisis se sostiene entonces en la falta de objeto.

Por lo tanto, la oposición psicoanálisis-ciencia es necesario traducirla como saber sobre el deseo o su exclusión. Hoy el discurso científico está en condiciones de promover su desaparición. La ciencia desconoce cualquier señal del inconciente, de interrogación de la verdad en la palabra como valor más digno del signo del sujeto.

Para finalizar, si es la ciencia entonces la que busca el modo de suturar ese sujeto, el psicoanálisis se plateará como un espacio para intentar hacerlo surgir. En este sentido el psicoanálisis no podrá nunca plantearse como ciencia, en tanto opera con aquello que la ciencia rechaza.

 

[anterior]

Ir a página 1 - 2 - 3

 

Palabras claves: ciencia, psicoanálisis, sujeto, subjetividad, forclusión, ética, Lacan, Freud

 

Copyright ® 2007-2013 - Psico-web.com - Argentina