psicoweb Psico-web.com
  Inicio
  Educación
  Filosofía
  Psicología
  Salud
  Sexología
  Sociología
  Otros escritos
  Contáctenos
 

 

 Filósofía griega: Sócrates - Página 1


 ¿Quién fue Sócrates?

Sócrates (c. 470-c. 399 a.C.), fue un filósofo griego fundador de la filosofía moral, o axiología que ha tenido gran peso en la filosofía occidental por su influencia sobre Platón. Nacido en Atenas, hijo de Sofronisco, un escultor, y de Fenareta, una comadrona, recibió una educación tradicional en literatura, música y gimnasia. Más tarde, se familiarizó con la retórica y la dialéctica de los sofistas, las especulaciones de los filósofos jonios y la cultura general de la Atenas de Pericles. Al principio, Sócrates siguió el trabajo de su padre; realizó un conjunto de estatuas de las tres Gracias, que estuvieron en la entrada de la Acrópolis hasta el siglo II a.C. Durante la guerra del Peloponeso contra Esparta, sirvió como soldado de infantería con gran valor en las batallas de Potidaea en el 432-430 a.C., Delio en el 424 a.C., y Anfípolis en el 422 a.C.

¿Cuándo y dónde vivió Sócrates? ¿Cuál era el contexto sociohistórico en que surgió la práctica socrática?

A raíz de la batalla de Maratón, ganada por los atenienses, Atenas progresó rápidamente. En el año 462 el partido democrático, dirigido por Pericles, llega al poder. A partir de este momento, el pueblo tuvo mucha influencia en los asuntos del gobierno, gracias a la importancia dada al jurado popular.
Pericles, para engrandecer Atenas, trajo muchos filósofos, que con su pensamiento le dieron gran esplendor a la ciudad, convirtiéndola en foco cultural y comercial. No obstante, había  ciertos problemas. Su anhelo de sobresalir sobre todas las demás ciudades originó serios conflictos, sobre todo con Esparta. Además, las luchas entre la oligarquía y la democracia eran continuas.


 

 


SócratesEn el año 431 tuvo lugar la guerra del Peloponeso y en el 413 los oligarcas toman el poder y establecen la dictadura de los cuatrocientos, que poco duró porque el pueblo la derribó. A partir del 406 la democracia, que nuevamente se hallaba en el poder, comenzó a cometer errores mayúsculos, entre ellas el asesinato de diez de sus propios generales, que aunque habían ganado la batalla, no defendieron suficientemente la vida de sus soldados.

Más tarde, en el año 404, Atenas queda definitivamente sometida a Esparta y los oligarcas  toman el poder con la dictadura de los "Treinta Tiranos", al cabo de los cuales sube al poder otra vez la democracia, dirigida por Trasíbulo, quien comete grandes errores y crea un ambiente difícil. Es en todo este ambiente de confusión donde Sócrates pasa a ser “Sócrates filósofo”.

Sócrates fue obediente con las leyes de Atenas, pero en general evitaba la política, contenido por lo que él llamaba una advertencia divina. Creía que había recibido una llamada para ejercer la filosofía y que podría servir mejor a su país persuadiendo a los atenienses para que hicieran examen de conciencia y se ocuparan de su alma.
Sócrates se interroga entonces sobre la marca filiatoria de los dioses: el don que le han otorgado, su don de filosofar. Aquí podemos pensar una especie de deuda de Sócrates para con los dioses, pero si un don es realmente eso, no sería necesario saldar la deuda, basta con reconocerla. Sócrates lo hace y por eso hace de esta marca un don simbólico.


No escribió ningún libro ni tampoco fundó una escuela regular de filosofía. Al preguntarle un día por qué no escribía, respondió: “la escritura se parece a la pintura, sus personajes parecen vivos, pero si se les interroga nada responden... así son los escritos”. Todo lo que se sabe con certeza sobre su personalidad y su forma de pensar se extrae de los trabajos de dos de sus discípulos más notables: Platón, que atribuyó sus propias ideas a su maestro, y el historiador Jenofonte, un escritor prosaico que quizás no consiguió comprender muchas de las doctrinas de Sócrates.

Este filósofo consagra su vida a la formación moral de la juventud ateniense, seguro de que allí residía el futuro del hombre mismo y de la ciudad. Les orienta hacia el conocimiento del propio sujeto y de su conducta. Repite a unos y a otros la famosa frase gravada en el frontispicio del templo de Delfos: “Conócete a ti mismo” y asegura que ese es el camino para alcanzar la virtud y la felicidad.

 

 Ir a página 2       -       [Siguiente]


Palabras claves: Sócrates, método socrático, ética socrática, democracia, Grecia, Atenas, filosofía griega

 

Psico-web.com - 2011 Copyright ® - Argentina