psicoweb Psico-web.com
  Inicio
  Educación
  Filosofía
  Psicología
  Salud
  Sexología
  Sociología
  Otros escritos
  Contáctenos

 

 Educación, sexualidad y adolescencia

 
Escuela y educación sexual

     

“La educación sexual fue siempre y sigue siendo un área que concentra factores obstaculizadores, que van desde los compromisos de los gobiernos de turno con la cúpula eclesiástica, pasando por la falta de capacitación pertinente del personal docente, hasta la polémica –aún no resuelta– acerca de la incumbencia de la familia o de la educación formal en la responsabilidad de la formación de la niñez, la adolescencia y la juventud en lo atinente a la sexualidad” (Laski, 2001: 103).

A lo largo de la historia del sistema educativo argentino, la sexualidad humana ocupó un reducido espacio destinado a la mera adquisición de información acerca de la anatomía y acerca de la función reproductiva. Los contenidos relacionados con los aspectos psicosocioculturales de la sexualidad ocuparon el espacio del silencio, de la vergüenza, de lo culposo.


 
 

Fue recién a partir del advenimiento de la democracia en la Argentina, en 1983, cuando se comenzó a visualizar la necesidad de desarrollar temáticas hasta entonces completamente vedadas para el ámbito escolar, fundamentalmente los aspectos relacionados con la sexualidad humana.

“Los medios masivos de difusión comenzaron a tematizar, entonces, aspectos de la realidad cotidiana y sociopolítica que habían sido ferozmente prohibidos durante la dictadura. La sexualidad se tornó uno de los textos mediáticos más frecuentados por los comunicadores sociales.” (Laski, 2001: 103-104). Hoy se habla mucho de sexualidad en los medios, se muestran cuerpos y situaciones eróticas en las películas, en la publicidad, pero no siempre toda esta información ayuda a los adolescentes a comprender qué pasa con ellos mismos, qué hacen con su nuevo cuerpo y con su nueva sexualidad.

 




 
 

La escuela es una de las instituciones sociales que la opinión pública mejor categoriza, aunque hoy en día está bastante desprestigiada en muchos ámbitos y desde distintos discursos. Existen dentro de ella múltiples factores que obstaculizan el diálogo abierto y reflexivo sobre la sexualidad humana. “Del interjuego entre las tensiones que se producen entre la asunción de esta función preventiva y el rechazo a la inclusión de las problemáticas sociales resultará una institución comprometida con o expulsora de ellas y, en consecuencia, ajena a las necesidades de la comunidad, especialmente ajena a las necesidades de la niñez y de la adolescencia [...] Adolescentes y niños constituyen poblaciones permanentemente invisibilizadas y, raramente –muy raramente– su punto de vista es eje de las políticas y de programas. Los adultos les hablan (hablamos) acerca de la sexualidad, pero en escasas oportunidades se crean espacios para un decir adolescente, libre y espontáneo. Pero, como es precisamente el mundo adulto el que trabaja para ofrecer respuestas, interesante será, pues, considerar la modificación de esta realidad para que aquello que logre ofrecerse sea lo más cercano posible a los intereses y expectativas de niños/as y jóvenes” (Laski, 2001: 105-106).

 

 

 Palabras claves: escuela, educación, sexualidad


 

Copyright ® 2007-2013 - Psico-web.com - Argentina